Fuerza, POder y Energía

La danza de Shiva

In Sin categoría on abril 29, 2013 at 12:25 pm

sh

Cierta vez un famoso bailarín improvisó algunos movimientos instintivos, pero extremadamente sofisticados gracias a su virtuosismo y, por eso mismo, lindísimos. Ese lenguaje corporal no era propiamente un ballet, pero sin duda había sido inspirado en la danza.
La arrebatadora belleza de la técnica emocionaba a cuantos asistían a su expresividad y la gente pedía al bailarín que le enseñase su arte. Él así lo hizo. Al comienzo, el método no tenía nombre. Era algo espontáneo, que venía de adentro, y sólo encontraba eco en el corazón de aquéllos que también habían nacido con el galardón de una sensibilidad más refinada.
Los años fueron pasando y el gran bailarín consiguió transmitir buena parte de su conocimiento. Hasta que un día, mucho tiempo después, el Maestro pasó a los planos invisibles. Su arte, sin embargo, no murió. Los discípulos más leales lo preservaron intacto y asumieron la misión de retransmitirlo. Los alumnos de esa nueva generación comprendieron la importancia de ser también instructores y de no modificar, no alterar nada de la enseñanza genial del primer Mentor.
En algún momento de la Historia ese arte tomó el nombre de integridad, integración. Su fundador ingresó en la mitología con el nombre de Shiva y con el título de Rey de los Bailarines – Shiva Nataraja – NATA: Baile, danza RAJA: rey.

Esta danza dio origen a muchas artes, incluidas las artes marciales.

La danza cósmica de Shiva (Nataraja, rey de los bailarines) simboliza el eterno movimiento del universo que fue impulsado por el ritmo constante de su danza y a partir de ésta,  comienza a manifestarse en todas las formas. A veces Shiva, cesa el sonido de su tambor (damaru) para buscar un nuevo y mejor ritmo del universo. En ese momento, el universo desaparece y sólo renace cuando la música comienza.

El círculo de llamas alrededor de Shiva es a la vez una forma de energía más pura, el fuego de la cremación, el sentido del mantra ÔM el sonido absoluto. El enano a los pies de Shiva simboliza la ignorancia, y el tambor en su mano los aspectos masculinos y femeninos. El fuego en la palma de su mano revela la capacidad de destruir el universo, y la mano extendida imitando a un elefante representa su fuerza, mientras que el pie levantado simboliza la liberación.

Extraído del Tratado de Yoga (DeRose)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: